Noticias
¿Nexit?: Holanda será la primera prueba de fuego para el euro en 2017
2017-03-14

Todo el mundo mira a París, pero la clave puede estar en Amsterdam. Un mes antes de que Marine Le Pen pase a la segunda vuelta de las presidenciales francesas (si se cumplen los pronósticos, por supuesto, pero casi todos los analistas creen que la candidata del Frente Nacional superará sin problemas el primer obstáculo), los holandeses están llamados a las urnas. Será el próximo miércoles 15 de marzo. La primera gran cita electoral de este 2017 cargado de eventos. ¿Un nuevo terremoto? Viendo la composición del parlamento neerlandés no parece probable. Eso sí, hacia dónde virará Holanda y quién será su primer ministro son dos cuestiones fundamentales para el futuro de la Unión. Ninguna de las dos preguntas tiene ahora mismo una respuesta sencilla.

Holanda es uno de esos casos para los que no sirven las explicaciones fáciles. Su situación económica es muy diferente a la francesa. Por ejemplo, sin contar a los PIGS, Francia es el país de la Eurozona con una tasa de paro más elevada. Según Eurostat, el desempleo sigue en doble dígito, justo por encima del 10%. Casi tres millones de franceses seguían buscando trabajo en enero de este año. Ésta es siempre una de las razones que se ponen encima de la mesa cuando se habla de Marine Le Pen, su liderazgo en las encuestas y la posibilidad, pequeña pero cierta, de que el próximo presidente de Francia intente romper la UE. Por el contrario, la tasa de paro en Holanda está en el 5,3%. De entre los países ricos de la UE, sólo Alemania tiene mejores cifras.

Además, no es sólo una cuestión de mercado de trabajo. El país disfruta de un superávit comercial entre los más elevados del mundo, sostenido por sus relaciones con el resto de países de la UE, con los que tiene un balance positivo de 175.000 millones de euros (con los países no-UE tiene déficit). Y los 38.700 euros de renta media per cápita que le da Eurostat para 2015 lo sitúan como uno de los miembros más ricos de la Unión (por comparar, España se queda justo por encima de 23.000 euros).