Noticias
Maduro quiere quedarse con el dinero que envían los emigrantes venezolanos a sus familias
2018-05-10

La intervención de Banesco por parte del Gobierno de Venezuela tiene, entre otras intenciones, apoderarse de las remesas que envían los cuatro millones de venezolanos emigrantes a sus familiares, según aseguran diversos analistas financieros. Aunque no lo tendrá fácil, el Ejecutivo liderado por Nicolás Maduro podría hacer quebrar el banco en los próximos meses.

Desde 2008, la tensión entre el Gobierno de Chávez y la entidad bancaria ha sido patente. Sin ir más lejos, el pasado año, Diosdado Cabello insinuó una posible compra o nacionalización de Banesco por parte del Estado. Finalmente, doce meses después, el régimen ha dado un golpe en la mesa al apoderarse de la entidad más grande del país, que tiene empresas financieras en Panamá, República Dominicana, Miami, España y Portugal.

Banesco, solo perderá la parte venezolana -representa un 1% del total de sus activos-. La intervención del banco es solo una prueba más del camino a la dictadura que Maduro inició en marzo de 2017. Con la nacionalización de la entidad, el Gobierno mandó encarcelar a once directivos, retenidos por autoridades militares.