Reflexiones
¿Eficacia del gasto.
2014-06-30

Este año el presupuesto del gobierno federal suma 4,467,226,000,000 de pesos, de los cuales 21.8 por ciento es gasto no programable (destinado al cumplimiento de obligaciones y apoyos determinados por ley, como deuda pública, participaciones a estados y municipios, entre otros, por lo que no financia las tareas del gobierno federal) y el restante 78.2 por ciento es gasto programable (destinado a financiar las tareas propias de las distintas dependencias del gobierno federal).

Del gasto programable el 58.5 por ciento se destinará a desarrollo social (protección social; educación; salud; vivienda y servicios a la comunidad; protección ambiental; recreación y cultura), el 32.4 por ciento a desarrollo económico (combustible y energía; transporte; sector agropecuario, silvícola, pesca y caza; ciencia, tecnología e innovación; asuntos económicos, comerciales y laborales; comunicaciones; turismo; minería manufacturas y construcción), y el restante 9.2 por ciento a gobierno (justicia; seguridad nacional; asuntos de orden público y de seguridad interior; asuntos hacendarios y financieros; legislación; relaciones exteriores).

Redondeando los números, y sintetizando las tareas del gobierno, el 60 por ciento del gasto programable se destina a gasto social (combatir la pobreza), el 30 por ciento a gasto económico (promover el crecimiento de la economía) y el restante 10 por ciento a gasto de gobierno (seguridad pública y justicia), señalando que, con modificaciones marginales, ésta ha sido la composición del gasto gubernamental en los últimos años. ¿Cuáles han sido los resultados? ¿Qué tan eficaz ha resultado ese gasto y, por ello, el gobierno mismo?

El 60 por ciento del gasto programable se destina a desarrollo social, a combatir la pobreza, y en México sobrevive en la pobreza el 45.5 por ciento de la población (medición de la pobreza en México 2012; Coneval).

El 30 por ciento del gasto programable se destina a desarrollo económico, a promover el crecimiento de las actividades económicas, y el crecimiento promedio del PIB en los últimos cinco años (2009-2013) ha sido un por demás mediocre 1.9 por ciento (2.1 entre 2001 y 2013).

El 10 por ciento del gasto programable se destina a gobierno, es decir, a financiar las tareas propias del gobierno, relacionadas con garantizar la seguridad de las personas contra la delincuencia y con impartición de justicia. Al respecto cito lo siguiente: “De acuerdo con el tercer levantamiento de la Encuesta Nacional sobre Seguridad Pública Urbana, realizada por el INEGI, para el  pasado mes de marzo de 2014 y en términos de delincuencia, 72.4% de la  población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro. En  comparación con el resultado del mes de diciembre de 2013, que fue de 68.0%, implica un incremento de 4.4 puntos porcentuales”.

Así las cosas, ¿qué tan eficaz está siendo el gasto gubernamental?.