Reflexiones
EL FASCISTA QUE NO SABÍA QUE ERA FASCISTA
2017-05-31

Es usanza que en cada uno de los discursos populistas vertidos por Nicolás Maduro asome con frecuencia la palabra “fascismo” para atacar políticamente a la oposición que con justa razón critica los resultados ominosos de la “Revolución Bolivariana” que iniciara Hugo Chávez hace 18 años.

El uso de expresiones derivadas del fascismo parece ser una costumbre bastante arraigada en todos los caudillos que enarbolan la bandera del “Socialismo del Siglo XXI” y de los militantes y seguidores que la defienden, para diseñar una serie de diatribas que son lanzadas para acometer a sus detractores.

Ya es parte del ideario popular decirle “facho” a quien repudia al socialismo. Estas son injurias que parten de un error conceptual y pragmático absoluto.

Es la ignorancia de los que vilipendian la que no les permite darse cuenta que los regímenes que defienden son lo más parecido al fascismo europeo del siglo pasado que tanto critican. Es la ignorancia de Maduro la que lo viene convirtiendo en preso de sus insultos, pues las prácticas usadas en Venezuela por el régimen chavista que él encabeza como instrumento terrenal de Chávez no son disímiles al fascismo que tanto le aterra.