Reflexiones
Menos es más: el tamaño ideal del “Estado de bienestar”
2017-08-08

Un debate fundamental para abordar la sostenibilidad de las finanzas públicas es el del tamaño que han alcanzado sus estructuras. ¿Cuál es el punto óptimo del gasto público?

Vito Tanzi, que fue director del Departamento de Asuntos Fiscales del Fondo Monetario Internacional entre los años 1981 y 2000, ha publicado numerosos trabajos sobre esta cuestión.  Según los estudios de Tanzi, el punto óptimo del gasto público se ubica alrededor del 30 % del PIB. A partir de dicho umbral, nos encontramos con estructuras innecesariamente costosas que no se traducen en mejores resultados socioeconómicos.

Otra eminencia en este campo es Richard W. Rahn. El economista estadounidense es conocido por haber desarrollado la “Curva de Rahn”, que cruza el peso del Estado con el ritmo de crecimiento económico. Rahn entiende que las Administraciones Públicas deben mantener el peso del gasto público por debajo del 25 % del PIB. De lo contrario, las tasas de crecimiento descienden de manera progresiva conforme aumenta el tamaño del Estado.

También Livio di Matteo ha concluido que las Administraciones Públicas no consiguen mejorar sus resultados en materia socioeconómica una vez el gasto total se sitúa en niveles superiores al 30 % del PIB. Una vez se rebasan esos niveles, los rendimientos son inferiores en clave de crecimiento, seguridad, sanidad, educación…