Reflexiones
Una idea dibujada, jamás será olvidada
2017-09-11

Recientemente celebramos la entrega de premios del segundo concurso de caricatura Caminos de la Libertad. Es un buen momento para hacer una breve reflexión sobre la importancia de la caricatura como un medio para la defensa de las libertades.

Este medio de expresión tiene una larga tradición en México y desde sus inicios se posicionó como una forma de dar a conocer la realidad cotidiana —muchas veces sesgada por gobiernos autoritarios que reprimían la libertad de expresión—, convirtiéndose en un espejo de cada etapa de la vida nacional –como bien podemos apreciar en el Museo de la Caricatura.

A través de la caricatura, los artistas han plasmado el sentir de la sociedad, utilizando esta forma de expresión para dirigirse al poder por medio del humor. Como bien dice el dicho popular: “Entre broma y broma la verdad se asoma”, el mexicano se ríe de todo, hasta de su infortunio —en nuestra sociedad, ¿qué político se atrevería a reprimir esto?

Desde el Siglo XIX  aparecieron una gran cantidad de publicaciones en las que se satirizaba al poder, como "La Orquesta" y "El Ahuizote". Esta última contó entre sus páginas con las ilustraciones del gran artista José Guadalupe Posada. Este género se presta para el ejercicio de la crítica de una forma ingeniosa. Un medio muy adecuado para los mexicanos por ser creativos.

Por las razones anteriores, la caricatura es un vehículo muy poderoso para la defensa de las ideas liberales. De tal forma que en Caminos de la Libertad decidimos apoyar las expresiones de este género que defienden y representan la libertad, para impulsar la reflexión en torno a este valor intrínseco del ser humano de una manera clara, accesible y, por supuesto, divertida.

Hoy, para las nuevas generaciones de caricaturistas se abren grandes oportunidades de expresión a través de las herramientas digitales, tanto para la creación como para la difusión de sus ideas.

Ante las persistentes amenazas a las libertades por parte de gobernantes autoritarios alrededor del mundo, hay mucho por hacer en el mundo de la caricatura y de la crítica política.

A través de Caminos de la Libertad seguiremos apoyando a los creadores que, con sus lápices, plumas y pinceles como armas, se esfuerzan todos los días por defender las libertades de todos nosotros, porque una poderosa idea dibujada, jamás será olvidada.