Reflexiones
¿Por qué México?
2017-11-16

Comenzó la quinta ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El gran logro de la cuarta ronda fue la decisión de extender las negociaciones más allá de las siete rondas que originalmente se habían acordado y que terminarían en enero de 2018. Nos iremos a extra innings. La pregunta es cuál será el resultado. No se auguran buenas cosas si el gobierno de Trump insiste que el principal objetivo de la renegociación sea disminuir el déficit comercial que tiene Estados Unidos con México.

De acuerdo con datos del US Census Bureau, el año pasado, Estados Unidos tuvo el mayor déficit comercial del mundo: 750 mil millones de dólares. Cualquier estudiante de economía de primer semestre sabe que el déficit comercial se debe a que nuestro vecino del norte consume más de lo que produce. Si Trump de verdad quisiera bajar el déficit comercial de su país, tendría que implementar políticas públicas para fomentar el ahorro. Es un despropósito resolver el déficit con políticas comerciales proteccionistas. Pero a Trump no le importa la racionalidad económica, sino su popularidad política. Es más popular prometer el cierre de las fronteras que conminar a ahorrar.