Reflexiones
El mito de la sanidad cubana: así es cómo la dictadura comunista manipula las estadísticas
2018-06-25

La izquierda más radical ha encontrado en Cuba un aliado a la hora de defender que la aplicación de sus políticas generan beneficios más allá de la riqueza económica. Así, entre otras materias, suelen hacer alusión a los buenos indicadores sanitarios que registra el pueblo cubano bajo el régimen castrista como, por ejemplo, que la esperanza de vida al nacer es de 79,5 años y la mortalidad infantil es de 4,3 por cada 1.000 nacimientos, datos muy notables comparados con países como EEUU -78,7 años y 5,7, respectivamente-. Y ello a pesar de que la isla presenta una de las rentas per cápita más bajas del mundo (760 dólares al año).

Parece ser que el hecho de que Cuba dedique una importante cantidad de recursos a la salud (11% del PIB) y que una gran cantidad de población ocupada (0,8%) se dedique a actividades relacionadas con la sanidad, sumado a un sistema centralizado cuyo coste para los usuarios es nulo, pueden estar detrás de tal hazaña. Pero, ¿realmente es un éxito?