Reflexiones
Constitución moral
2018-08-07

John Locke escribió en la Carta sobre la tolerancia, publicada en 1685, lo siguiente:

“El Estado es, a mi parecer, una sociedad de hombres constituida para preservar y promover simplemente los bienes civiles.

Llamamos bienes civiles a la vida, la libertad, la salud, la inmunidad del dolor, la posesión de cosas externas, tales como la tierra, el dinero, los enseres, etcétera.

El deber del magistrado civil consiste en asegurar, en buen estado, a todo el pueblo, tomado en su conjunto, y cada individuo en lo particular, la justa posesión de estas cosas correspondientes a su vida con leyes impuestas del mismo modo [...].

Toda la jurisdicción del magistrado se extiende únicamente a estos bienes civiles, y que todo el derecho y soberanía del poder civil está limitado y restringido al simple cuidado de promover estos bienes; y de que estos no deben ni pueden, en manera alguna, extenderse a la salvación de las almas”.