Reflexiones
El 27
2018-09-10

Uno de los elementos centrales al referinos a un íntegro Estado de Derecho es lo concerniente a los derechos privados de propiedad, su definición en el marco legal. Son tres sus componentes: el de posesión, el de uso y el de transferencia. El de posesión debe entenderse como un derecho natural: los individuos deben tener el derecho a poseer bienes y recursos productivos como una extensión al derecho a la vida. El de uso se refiere a que cada agente económico privado debe gozar de la libertad para utilizar los recursos de su propiedad como más le convenga mientras en el ejercicio de esta libertad no atente en contra de los derechos de terceros. Finalmente, el derecho a la transferencia se refiere a que un agente económico puede vender los recursos de su propiedad mediante transacciones libres y voluntarias. Estos tres derechos son válidos ante los tribunales, que tienen como función garantizarlos y protegerlos. Lo anterior es relevante cuando analizamos el artículo 27 de la Constitución.

El primer párrafo del artículo señala: “La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada”.