Reflexiones
Contribuyentes cautivos
2019-01-10

Fruto de la Cuarta Transformación es la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN), que abarca los 43 municipios que hacen frontera con los Estado Unidos, y que es libre, y ello solo hasta cierto punto, del cobro excesivo de impuestos. Parte del Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte consiste en la reducción del IVA al 8 por ciento y del ISR a una tasa máxima del 20 por ciento.

 

¿Qué se pretende? Liberar a los contribuyentes de la ZLFN del cobro excesivo de impuestos (bajo qué condiciones el cobro de impuestos se vuelve excesivo es un tema que amerita una reflexión aparte, que espero llevar a cabo en alguna otra ocasión), lo cual inevitablemente lleva a la siguiente pregunta: si hasta el pasado 31 de diciembre en todo el país se cobraban los mismos impuestos, ¿por qué no liberar a todos los contribuyentes, y no solo a los fronterizos, del cobro excesivo? La respuesta es: por la competencia que la franja fronteriza del norte del país tiene, en materia de impuestos, con los Estados Unidos, donde se cobran, en general, menos impuestos que en México, competencia que no se da en el resto del país, razón por la cual al resto del país no hay que hacerlo, en términos de impuestos, más competitivo, es decir, liberarlo del cobro excesivo de impuestos. ¿Será?