Reflexiones
¡Viva México!
2019-01-11

Nicolás Maduro se convirtió ayer, oficialmente, en dictador de Venezuela, aferrado al apoyo de China, Rusia, Turquía, Cuba, Osetia del sur, Abjasia, Costaguana y… México. Con la oposición de Estados Unidos, la OEA, Europa y 19 países de América Latina.

El regocijo mayor del sátrapa se produjo cuando mencionó al representante de nuestro Presidente. “Que viva México”, gritó. ¿Se colocó México, como muchos creen, del lado equivocado de la historia? Imposible saberlo. Esas conclusiones sólo las decide la Historia.

Lo que es posible saber es que México es el único país democrático que apoyó la farsa de un presidente que llegó al poder en elecciones controladas con tanques, sin supervisión internacional y similares a las de López Portillo aquí en 1976: sin participación de candidatos de oposición.

México reconoció la validez de aquellos comicios. El miércoles pasado, todavía, el líder de la Comisión Permanente del Congreso, el morenista Porfirio Muñoz Ledo, las elogió en plena sesión:

“Que me prueben que las elecciones en Venezuela están más torcidas que las tres últimas elecciones mexicanas antes de las del 1 de julio pasado. Punto”.