Reflexiones
Reglas eficientes
2019-03-11

Una de las condiciones para lograr un proceso sostenido de desarrollo económico, caracterizado por un aumento continuo en el nivel de bienestar de la población, es que los diferentes agentes económicos (familias, empresas, sindicatos, gobierno, etcétera) enfrenten un conjunto de reglas eficientes que normen su comportamiento y su interacción. Existen dos tipos de reglas: las formales que son principalmente las leyes y reglamentos vigentes, y las informales que son las normas sociales de comportamiento.

Las reglas formales tienen tres funciones primordiales. La primera, la más importante, es definir los derechos privados de propiedad, entendidos como la asignación exclusiva que se le hace a un individuo de un recurso para que éste decida libremente su utilización, mientras en el ejercicio de tal libertad respete los derechos de propiedad de terceros. La segunda función es generar las condiciones para que los mercados de bienes, servicios y factores de la producción operen en condiciones de competencia, tanto interna como frente al exterior. Finalmente, la tercera función del marco legal es permitir el surgimiento y crecimiento de nuevos mercados derivados, por una parte, de las cambiantes necesidades y preferencias de los consumidores y, por otra parte, del cambio tecnológico que implica nuevos productos y, sobre todo, nuevos procesos de producción. Adicionalmente, los agentes económicos privados deben tener la certeza de que habrá un poder judicial independiente, imparcial, eficiente y expedito que protegerá los derechos de propiedad y garantizará el cumplimiento de los contratos.