Reflexiones
¿Son las sanciones causa del deterioro de Venezuela?
2019-06-10

En abril de 2019, un informe publicado por el Center for Economic and Policy Research (CEPR) “Economic sanctions as collective punishment” (Weisbrot y Sachs, 2019) trata de evaluar las consecuencias de las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos a Venezuela en agosto de 2017. En él concluyen que dichas sanciones repercutieron negativamente en la ingesta del número de calorías diarias por parte de la población, un aumento de la tasa de mortalidad y el desplazamiento de millones de venezolanos como consecuencia del empeoramiento de la depresión económica y la hiperinflación.

Sin embargo, en mayo de 2019, otro informe ha sido publicado por Brookings donde se desmienten las afirmaciones del informe anterior. Este nuevo informe titulado “Impact of the 2017 sanctions on Venezuela: Revisiting the evidence” (D. Bahar, S. Bustos, J. R. Morales y M. A. Santos, 2019) encuentra que la metodología utilizada por Weisbrot y Sachs no permite estimar el efecto causal de las sanciones y por tanto, sus conclusiones son incorrectas por dos razones: Primero, los efectos de las sanciones no se pueden separar de las tendencias económicas negativas de la economía venezolana que las preceden a falta de un contrafactual adecuado. En segundo lugar, el deterioro observado por Weisbrot y Sachs también podría ser explicado por otros factores más importantes que no se han tenido en cuenta más allá de las sanciones de 2017.