Reflexiones
Pobreza
2019-08-13

198 años de vida independiente y 42% de los mexicanos son pobres. ¿Qué falló?

Con base en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos en los Hogares para el 2018 elaborada por el Inegi, el Coneval estimó la incidencia de pobreza en el país con una metodología multidimensional que además del ingreso considera cinco carencias sociales: rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a seguridad social, calidad y espacios de la vivienda y acceso a servicios básicos en la vivienda. Con esto se estiman dos magnitudes de pobreza.

La primera, población en pobreza moderada, incluye aquellos individuos cuyo ingreso no es suficiente para comprar una determinada canasta alimentaria y no alimentaria y además tiene una carencia social. De la población, la que se encontraba en esta condición pasó de 44.4% en el 2008 a 41.9% en 2018 del total. La segunda, individuos en pobreza extrema, incluye aquellos cuyo ingreso no es suficiente para adquirir la canasta alimentaria y además tienen al menos tres de las carencias sociales. Del total de la población, la que se encontraba en estas condiciones pasó del 11% en el 2008 a 7.1% en el 2018. Para ambas magnitudes de pobreza, el mayor avance fue el que se dio en acceso a servicios de salud, ya que mientras en el 2008 42.8% de la población tenía esta carencia, para el 2018 esta cayó a 20.2 por ciento. Este notable avance está en peligro por la intención del gobierno de extinguir el Seguro Popular sin tener diseñado un buen sustituto.