Reflexiones
Macri tiene una última chance, pero se niega a aceptar la realidad
2019-08-13

En la presentación de anoche, luego de caer ante Alberto Fernández por 47,65 % contra 32,08 %, a Mauricio Macri se lo vio golpeado. Reconoció una pésima elección y, antes de que estuvieran los datos oficiales, habló de más de diez puntos de diferencia con el Frente de Todos. Sin embargo, se mantuvo con la idea de competir en octubre y buscar remontar la situación.

Los números muestran que eso no es muy posible: hubo un alto porcentual del padrón votando (75 %, por lo que no se podría esperar que hable un gran voto ausente) y los candidatos más afines a él que al kirchnerismo, todos juntos, suman un 13,03 %. En el caso de que la totalidad absoluta de esos votantes decidan apoyar al presidente en la próxima instancia, todavía le faltarían dos puntos. El Frente de Izquierda tiene 2,86 % pero ni el más optimista de los macristas podría esperar conseguir algún voto ahí. Eso en octubre se repite al mismo espacio y en situación de balotaje se divide seguramente entre blanco y kirchnerismo. Ni siquiera la dupla Scioli Zannini pudo conseguir en la segunda vuelta pasada la totalidad del caudal de la izquierda dura. El kirchnerismo incluso responsabilizó a los «trotskos» por el triunfo escueto de Macri hace cuatro años.