Reflexiones
Punto de vista Obsesión por el crecimiento
2019-09-04

¿Puede haber desarrollo sin crecimiento? La respuesta es no porque el aumento del ingreso es condición necesaria, aunque no suficiente, para lograr los otros objetivos

El presidente prometió en su campaña que hacia finales de su mandato la economía crecería a una tasa de 6% asegurando que, a diferencia de sus antecesores neoliberales, él sí sabría cómo hacerlo utilizando una fórmula mágica: acabar, con su ejemplo, con la corrupción. Así de simple. Sin embargo, a partir de que la economía cayó en el estancamiento como resultado de sus decisiones como la cancelación arbitraria e ilegal del aeropuerto en Texcoco, así como las señales que ha mandado a los inversionistas (el conflicto de los gasoductos, la cancelación de la subasta eléctrica, la inseguridad sobre la propiedad privada a raíz de la ley de Extinción de Dominio y más) y que ha traído como consecuencia un desplome de la inversión privada (a lo cual hay que agregar el efecto depresivo por el subejercicio del gasto público en los meses que va de su gobierno), su discurso sobre el crecimiento ha cambiado drásticamente.