eugneo.jpg
junio 04, 2020 03:07 PM

1.- Eugenio D´ Medina Lora

Nombre:
Eugenio D´Medina Lora

Título de la obra:
“Totalitarismo democrático o democracia liberal: ¿adónde apunta Latinoamérica?”

País:
Perú

Semblanza:
(Lima, Perú – 1962) Economista, académico, escritor e ideólogo político liberal peruano, difusor e impulsor de las ideas del liberalismo en América Latina. Se graduó en Economía y Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Tiene un MBA en la Universidad de Québec en Montreal de Canadá, con otros postgrados en finanzas y proyectos de inversión en la Pontificia Universidad Católica del Perú y el Instituto Tecnológico de Monterrey de México.

Dentro de sus actividades profesionales, diseñó el primer programa de concesiones viales del Perú bajo modelos Participativos Público-Privados (PPP), en un proyecto especial del Banco Interamericano de Desarrollo implementado desde el Ministerio de Transportes de Perú. Integró el equipo que diseñó e implementó el programa de descentralización peruano en el Consejo Nacional de Descentralización y trabajó como asesor del Gobierno Regional de la Libertad en asuntos de integración regional y promoción de la inversión privada.

Resumen:
Latinoamérica está apuntando hacia modelos democráticos, que son democráticos solamente de nombre. Mientras hace unos años se hablaba de la dicotomía entre dictadura y democracia, hoy en día las dictaduras están pasadas de moda y ahora todos son democráticos. No obstante, hay de democracias a democracias; por lo cual el autor se pregunta si existe la necesidad de ir más allá del concepto de democracia y comenzar a ponerle adjetivo.

Mientras algunas democracias tienen un corte liberal: respeto del Estado de Derecho, libertad de expresión y un Estado limitado que no manipula leyes con nombre propio. Hay otros que son más bien de corte totalitario, donde una vez que están en el poder comienzan a hacer lo que quieren, cambian leyes, cambian constituciones y todo lo que se les ocurre. Estos regímenes no son privativos de países como Venezuela, Ecuador o Bolivia, pues al interior de cada país hay fuerzas potentes que están más orientadas a totalitarismos democráticos, y que en el caso de que hubiera algún descuido de la ciudadanía, van a acceder al poder en otras partes, sea de una un municipio o de un país completo.

El autor señala cuatro aspectos en los que se puede trabajar de manera especial, para configurar un escenario que permita desenvolver totalmente el potencial de la democracia y su sostenimiento basado en la libertad. Ellos son la construcción de sociedades y de estados pluralistas, el fortalecimiento de la representatividad y la ampliación de los mecanismos representativos, la ampliación de los espacios democráticos, y la liberalización del voto.

Si como sociedad, creemos que vale la pena salvaguardar la democracia liberal para garantizar su predominancia como el mejor sistema de gobierno es preciso hacer un esfuerzo muy serio para ayudar a esa democracia a que sea una vía al desarrollo sostenido, que se traduzca en mejoras tangibles a los latinoamericanos, y que no sea vista como un instrumento de opresión de clase y retraso de los más pobres.