Abraham Ender Montaño.jpg
junio 04, 2020 03:59 PM
TV Azteca

Abraham Ender Montaño

Nombre:
Abraham Ender Montaño

Título de la obra:
“El hombre fundamentalista”

País:
Israel

Semblanza:
Periodista, radialista y escritor. Especializado en periodismo cultural y luego en divulgación científica. Ha hecho de cada uno de sus artículos una reflexión permanente acerca de la libertad del ser humano. Ha realizado más de cincuenta documentales, radioteatros y miniseries radiales, y ha creado la primer escuela de radio para niños y adolescentes en Bolivia. La Secretaría de Cultura y Deportes de Israel (país en el que actualmente reside) ha calificado su novela periodística (aún inédita) El auto-exilio semi-voluntario del Montañez y Olivia como “especialmente sobresaliente”.

Resumen:
El autor expone cómo mientras el poder busca abrigarse en el fundamentalismo para atraer a las masas y justificar sus acciones, la sociedad busca a través de la colaboración reinventarse y reflexionar sobre la libertad en el marco del metamodernismo.

La historia nos ha demostrado que el hombre busca su libertad a través de la rebelión. Pero el metamodernismo imperante nos indica que no se trata ya de la libertad ni de la rebelión, sino del “mejoramiento” del ser humano. Donde un incremento de la conciencia sobre la libertad, no significa un incremento de la libertad. En él prevalecen dos emergentes opuestas: la horizontalidad y los fundamentalismos que luchan entre ellas por prevalecer en la red de redes. Los fundamentalismos centralizan valores, usos, costumbres y normas derivadas, todo en virtud de una única interpretación. El conflicto es su razón de ser. Por otro lado, la Horizontalidad es la construcción de conocimiento basada en la colaboración mutua.

A pesar de que fundamentalismo se asocia con religión, hoy en día representan ideogramas políticos y económicos. Usa como ejemplo el fundamentalismo islámico que nace tras el fracaso del nacionalismo árabe y los proyectos pan-arabistas, convirtiendo a los textos sagrados en programa político. Esto sólo se logra al darle una interpretación particular al texto. La Metamodernidad lleva inscriptos Razón y Progreso como Fundamentalismo; un principio fundacional que no admite cuestionamiento alguno. Información, Conocimiento y Hecho Tecno-Científico son espectáculo por sí mismos y no terminan por ser fuerzas liberadoras para la sociedad.

Poco a poco, sin embargo, las Horizontalidades van construyendo una forma de sostenibilidad en donde la autogestión sin la participación del Poder, adquiere una relevancia preponderante para el presente y para las generaciones por venir. Además, parten de lo real, y por ende, tienen a su alcance la capacidad para construir una libertad que se transformará en una realidad. Hoy, este es el espíritu de la rebelión y de la libertad. Sin embargo, falta definir hacia dónde vamos, hacer una verdadera conciencia, para dejar de transitar en círculos y encontrar la libertad.