mayo 28, 2020 10:11 AM
TV Azteca

Coronavirus: qué llevó a Merkel a romper uno de los grandes tabúes de la política alemana para rescatar a la UE de la crisis económica de la pandemia

Es un plan sin precedentes para una crisis sin precedentes.

La Comisión Europea aprobó este miércoles un plan de recuperación valorado en 750.000 millones de euros (US$825.000 millones) para ayudar a los países de la UE a enfrentar la crisis desatada por el coronavirus.

De esa cantidad, 500.000 millones se desembolsarán en forma de subvenciones a fondo perdido y 250.000 como préstamo.

El plan de la Comisión, denominado Next Generation EU, necesita el respaldo de los 27 Estados miembros de la UE para salir adelante, pero cuenta con un respaldo fundamental: el de la canciller alemana, Angela Merkel.

Y esto representa un cambio significativo en la histórica posición de Alemania, donde se consideraba una especie de tabú la idea de la mutualización de la deuda, es decir, que sea el bloque quien la asuma deuda y no los países individualmente.

Al presentar el plan, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, dijo que “esta es una necesidad urgente y excepcional para una crisis urgente y excepcional”.

“Este es el momento de Europa”, agregó Von der Leyen.

¿Es también el momento de Merkel?

“Un cambio enorme"En un sorprendente anuncio la semana pasada, la canciller alemana y el presidente francés, Emmanuel Macron, se adelantaron a la Comisión Europea y presentaron una propuesta para crear un fondo europeo de 500.000 millones de euros (US$545.000 millones).

Este dinero se redistribuiría entre los países del bloque en forma de subsidios y según el nivel de afectaciones de la pandemia.

“En términos políticos de la UE, esto es enorme”, escribió Katya Adler, editora de temas europeos de la BBC.

“La canciller Merkel ha concedido mucho. Acordó abiertamente con Francia que cualquier dinero de este fondo, asignado a un país necesitado de la UE, debería ser una subvención, no un préstamo. Es importante destacar que esto significa no aumentar las deudas de economías ya débiles antes de la pandemia”.

Es lo mismo que está proponiendo ahora la Comisión Europea: 500.000 millones que se recaudarían mediante préstamos en los mercados y que se pagarían gradualmente del presupuesto general de la UE.

Es decir, cada país asumirá el reembolso del préstamo de manera proporcional a su contribución al bloque. Por lo tanto, Alemania como el mayor contribuyente neto, pagará más.

Ver más...