junio 03, 2020 11:25 AM
Elena Berberana

Crecen las revueltas capitalistas de Hong Kong ante el aumento de la represión comunista china

Los jóvenes piden ayuda a Estados Unidos para no caer bajo el yugo del Partido Comunista Chino.

Aumentan las detenciones y la represión policial comunista contra los jóvenes de Hong Kong que claman por la libertad, la defensa del capitalismo y la democracia liberal, en mitad de gases lacrimógenos y desapariciones de manifestantes en las revueltas contra el régimen dictatorial chino de Xi JinPing, tal y como denuncian sus protagonistas en redes sociales.

El Partido Comunista Chino intenta hacerse con el control de uno de los grandes centros financieros del continente asiático. Recientemente, la aprobación de una Ley de Seguridad Nacional y su anuncio de acabar con el formato de “un país, dos sistemas”, ha provocado que la rebelión de los estudiantes contra el totalitarismo comunista haya vuelto a las calles tras la crisis del coronavirus.

Mientras que en Estados Unidos el terrorismo callejero de los Antifa se declara anticapitalista y arrasa, saquea comercios y prende en llamas a plataformas y empresas multinacionales bajo el pretexto de luchas raciales, los hongkoneses se revuelven contra todo lo contrario. No quieren ni oír hablar de socialismo ni de comunismo. Ellos luchan por defender la autonomía capitalista y democrática acordada como antigua colonia exbritánica en 1997 con la República Popular China.

Pero la fórmula ideada en un principio por Margaret Thatcher y Deng Xiaoping para negociar la vuelta de Hong Kong a China, pero conservando su autonomía y libertad, ha ido siendo erosionada a lo largo de estos años. El objetivo ahora del gobierno chino comunista de Xi JinPing es hacerse con el control total de uno de los territorios que goza con mayor libertad económica y ya no disimulan.

Cabe recordar que, según el Índice de Libertad Económica 2020 de la Fundación Heritage, la región autónoma china de Hong Kong es la “segunda economía más libre” con una puntuación de 89,1 sobre 100 después de Singapur.

Con este jugoso caramelo quiere hacerse el PCCh que cuenta cada vez con mayores privilegios en la “democracia” hongkonesa. Un sistema electoral que cada vez es menos justo y transparente debido a la presión comunista.

Ver más...