mayo 25, 2020 11:38 AM

DirecTV en Venezuela: el Tribunal Supremo ordena la “ocupación” de DirecTV y la restitución del servicio

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ordenó este viernes la “ocupación e inmediata restitución” del servicio de televisión de pago DirecTV en el país.

La Sala Constitucional del máximo tribunal ordenó a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) tomar posesión inmediata de sus instalaciones con “auxilio” de las Fuerzas Armadas.

La medida llega días después de que la multinacional estadounidense AT&T Inc., propietaria de DirecTV, decidiera el cese repentino del servicio en Venezuela por su incapacidad para cumplir al mismo tiempo con las sanciones de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro y las condiciones que éste le exigía para seguir operando en Venezuela.

El TSJ ordena tomar el “control inmediato de todos los bienes muebles e inmuebles, oficinas comerciales, sedes administrativas, centro de operaciones y transmisiones, antenas y cualquier otro equipo o instalación destinada a la prestación del servicio por suscripción gestionado por dicha empresa”.

El Tribunal también prohíbe la salida del país de todos los miembros de la junta directiva, y la congelación de todos sus bienes y activos financieros.

La decisión judicial establece que el ente estatal Conatel formará una nueva junta directiva que gestionará de ahora en adelante los activos y servicios de la compañía.

“Como es imposible para la unidad de DirecTV de AT&T cumplir con los requisitos legales de ambos países, AT&T se vio obligada a cerrar sus operaciones de televisión de pago en Venezuela”, había explicado la compañía en un comunicado esta semana el cese del servicio.

Las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump impiden la transmisión de los canales de televisión venezolanos Globovisión y Pdvsa TV, al pertenecer a personas y entidades señaladas en las sanciones.

El fin de las emisiones de DirecTV provocó un enorme revuelo en Venezuela, donde sus emisiones se habían convertido hace años en una de las últimas formas de entretenimiento e información disponibles para una población castigada por la crisis económica y la hiperinflación, y, más recientemente, por el efecto económico del coronavirus.

Ver más...