mayo 25, 2020 11:31 AM
Sebastiana Barráez

Escandaloso cierre, bloqueo y censura en Venezuela: hay al menos 200 medios de comunicación afectados

El cese de las operaciones de DirecTV en el país y la reacción del chavismo ha expuesto una vez más las prácticas de la gestión de Nicolás Maduro contra el periodismo, que dañó a radios, canales de televisión, periódicos y sitios de noticias

El impacto que ha causado en Venezuela la salida de la cablera DirecTV, propiedad de la estadounidense AT&T, es quizá comparable a lo sucedido con el cierre del canal Radio Caracas Televisión (RCTV) en el año 2007. En aquella oportunidad se vio como un acto ejemplarizante de Hugo Chávez, que aprovechó el vencimiento de la concesión para salir del canal, pero también como acto vengativo contra los medios de comunicación que habían asumido una posición contraria a él durante el golpe de 11 de abril de 2002, por lo que los afectos al chavismo aplaudieron la medida. Esta vez, incluso los afectos de la revolución se han quejado.

El deterioro de todo en Venezuela ha arropado también a las empresas que prestaban el servicio de televisión por cable, que no es exclusivo de la clase media, porque fotos de la populosa parroquia 23 de Enero han mostrado cientos de apartamentos con las antenas de la empresa.

Todo empezó porque DirecTV Venezuela pretendió sacar de su lista al canal Globovisión y Pdvsa TV, porque entran en la figura de las sanciones de Estados Unidos que impiden que empresas de ese país contraten o tengan negociaciones como los sancionados.

El Gobierno de Maduro tiene un récord en Venezuela de medios cerrados, programas censurados, periódicos aniquilados, además de gran cantidad de portales de noticias bloqueados. Pero esta vez se negó a que los dos canales, aliados a la revolución, salieran de DirecTV, además del problema que presenta el presidente del canal televisivo Globovisión, sancionado por presuntos hechos de corrupción.

Entonces la cablera liquidó los sueldos de los empleados y decidió irse del país, sin intentar llegar a un arreglo con el régimen de Maduro, quizá por la certeza de que, si no aceptaba a Globovisión y Pdvsa TV, tarde o temprano por lo menos los bienes se los iban a expropiar con alguna excusa. Así que ya parecía tener lista la maleta y le puso fin al servicio para instalarse en Colombia.

Ver más...