abril 23, 2020 01:43 PM

La fábrica de médicos cubanos y los dólares “humanitarios” para mantener al régimen de La Habana

¿Cuántos de ellos son realmente médicos? Argentina tiene 4 médicos cada 1000 habitantes, promedio bien alto para la región: ¿necesitamos incorporar “médicos” o personal de salud extranjero que además está eximido por un DNU del Presidente de validar u homologar su título y conocimientos?

El azúcar y el ron, los habanos y el níquel dejaron de ser los commodities que se traducían en dólares para Cuba. También el turismo, aquel maná que supo llover para el gobierno castrista y su generalato, dejó de serlo a partir de que la administración Trump bajó la ventanilla de cobranza restringiendo las visitas e inversiones de ciudadanos estadounidenses.

Hoy, el ingreso de billetes verdes proviene de otra caja. Es que la isla está recibiendo sus remesas más contundentes desde otro rubro de servicios, el de la salud. Y lo hace a través de la intermediación de una única compañía “madre”: Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos S.A. (CSMC).

Manejada por el Estado, la Comercializadora CSMC se encarga de tradear o tercerizar la exportación de servicios de salud cubanos a otros países. Ofrece también esta holding de asuntos médicos una gama más sofisticada de prestaciones en la isla (tratamientos estéticos, reparadores, psiquiátricos y de recuperación de adicciones, entre otros). Bajo su égida también está BioCubaFarma, que produce y distribuye más de 1000 productos de laboratorio. Una misión de esta firma farmacéutica estuvo en marzo pasado por Argentina, presentando ante la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) y la ANLAP (Agencia Nacional de Laboratorios Públicos), medicamentos paliativos para los síntomas del COVID-19.

Ver más...