MARÍA MARTY 3.jpg
mayo 06, 2020 04:26 PM
TV Azteca

María José Ileana Marty

Nombre:
María José Ileana Marty

Título de la obra:
“La libertad de ser desigual”

Resumen biográfico:
María Marty (Buenos Aires, Argentina, 1967) es Licenciada en Comunicación Social de la Universidad del Salvador. Se desempeña como Directora Ejecutiva de la Fundación para la Responsabilidad Intelecual (FRI). Es columnista del medio digital PanAm Post y colabora con artículos para el Cato.org, The Independent Institute y Objetivimo.org. También es columnista del programa de radio “Informe Económico” de Roberto Cachanosky en Radio Cultura. Actualmente cursa el programa de filosofía en el Objectivist Academic Center del Ayn Rand Institute.
Resumen del ensayo:
¿Tenemos derecho a nuestra vida? ¿Tenemos derecho a ser libres y a conservar el fruto de nuestro trabajo? Estas son las preguntas fundamentales que los igualitaristas parecen ignorar o evitar. El reclamo por igualdad está de moda. Pero este reclamo -ya sea por igualdad de resultados o igualdad de oportunidades- parte de un desconocimiento básico de la naturaleza humana y de su funcionamiento, como así también del proceso de creación de riqueza. Quienes abogan por la igualdad, consciente o inconscientemente, niegan los derechos individuales, y reivindican los “derechos sociales” que sostienen que algunos tienen derecho a vivir a expensas de otros. Los recursos utilizados por los igualitaristas para promocionar su posición – desde meter a todo rico y todo pobre en la misma bolsa; tomar la riqueza como parte de una geografía pre-existente desconociendo cómo fue creada; señalar con el dedo a la avaricia y a los paraísos fiscales como causantes de una injusta desigualdad – son parte de una perversa estrategia –o soberana ignorancia- en busca de lograr el objetivo final: la exfoliación legal por parte de los gobiernos y la única desigualdad digna de temerse, que es la desigualdad ante la ley.

En su anhelo de lograr una sociedad igualitaria, no sólo siembran principios inmorales, sino que también terminan promocionando sistemas autoritarios que logran detener todo progreso. Si pusieran el foco en la pobreza – que es el verdadero problema- y en analizar las causas de la generación de riqueza, descubrirían que la garantía y el respeto por los derechos individuales y la igualdad ante la ley, han sido a lo largo de la historia, las únicas fuentes de prosperidad. Y si bien no nos han hecho a todos “iguales”, sin lugar a dudas, nos ha permitido a todos vivir más y mejor.

País:
Argentina

Descarga Obra Ensayo