mayo 21, 2020 12:06 PM

Trabajo, perseverancia y capitalismo, la historia de los chocolates Hershey´s / Lawrence W. Reed

¿Cuál es tu barra de chocolate favorita?

Cuando me hicieron esa pregunta, tuve que pensarlo un momento porque me gustan muchas. Sin embargo, hay una que consumo mucho más que cualquier otra, así que decidí que una debe ser mi favorita: Los vasos de mantequilla de maní de Reese, comercializados por la famosa compañía Hershey. La empresa es uno de los fabricantes de chocolate más grandes y exitosos del planeta hoy en día (alrededor de 8 mil millones de dólares en ventas en 2019), aunque vale la pena señalar que su fundador probó el fracaso antes de disfrutar el sabor del éxito.

La historia de HersheyLa historia de Milton S. Hershey comenzó en el sudeste de Pensilvania y no se puede dejar de hablar del impacto que tuvo el fracaso empresarial en sus primeros años de vida. Incluso antes de que cualquiera de sus propios negocios fracasara, Milton tenía un puesto de primera fila en los aparentemente interminables fallos empresariales de su padre Henry.

Los biógrafos de la familia Hershey creen que Henry era un hombre afable, no desagradable ni violento en modo alguno, sino un soñador que nunca pudo transformar sus visiones en un resultado final positivo. Con poco éxito, persiguió inversiones y negocios de una variedad impresionante. Aquí hay una lista parcial de las empresas en las que perdió dinero desde Pennsylvania a Colorado: una máquina de movimiento perpetuo, pozos de petróleo, agricultura, equipo agrícola, pastillas para la tos, gabinetes, plata, remedios para el ganado, pintura y venta de basura de segunda mano.

En una desafortunada ocasión, Henry llenó un sótano con tomates enlatados, con la intención de venderlos pero se fermentaron y explotaron. La policía le pilló tirando la basura sin permiso y le obligó a limpiarla y a tirarla en otro sitio. Henry quería hacerse rico rápidamente, pero se empobreció aún más rápido, hasta que en sus últimos años de vida su hijo, mucho más consumado, pudo pagarle la fianza.

La persistencia de Hershey

Aún así, admiro a Henry por hacer lo que el viejo adagio instruye: «Si al principio no tienes éxito, intenta, intenta y vuelve a intentarlo». Poseía al menos un rasgo que Milton heredó de él: la persistencia. El trigésimo presidente de Estados Unidos, Calvin Coolidge, tuvo unas buenas palabras al respecto:

Ver más...