mayo 27, 2020 01:26 PM
Sabrina Martín

Universidad J. Hopkins y HRW informan: Maduro no podrá controlar el COVID-19

La imposibilidad de Venezuela para hacer frente a la pandemia del COVID-19 podría provocar una implosión en el sistema de salud y la salida de más migrantes

Ahora es que empieza la crisis en Venezuela por la pandemia del coronavirus; los casos van en aumento y la escasez de servicios básicos empeora la situación: sin agua, sin luz y sin insumos médicos el país suramericano «es una bomba de tiempo».

Un informe de la ONG estadounidense Human Rights Watch y los Centros de Salud Pública, Derechos Humanos, y de Salud Humanitaria de la Universidad Johns Hopkins señala que «la imposibilidad de Venezuela para hacer frente a la pandemia del Covid-19 podría provocar que más personas intenten irse del país»; esto a pesar de que miles de venezolanos se han visto obligados a regresar.

Según el reporte reseñado por el diario El Tiempo, «el hacinamiento en zonas populares y cárceles, así como los problemas generalizados para acceder al agua en hospitales y hogares, son caldo de cultivo perfecto para la rápida propagación del virus».

A día de hoy se han registrado oficialmente 1.121 contagios y 10 muertos por el coronavirus, pero el documento resalta que “la cifra real es seguramente mucho mayor debido a la escasa disponibilidad de pruebas confiables, la total falta de transparencia y la persecución contra profesionales de la salud y periodistas que cuestionan la versión oficial”.

El reporte dice que la tasa de mortalidad en Venezuela del COVID-19 es incierta y agrega que es muy factible que termine siendo mucho más alta que la del promedio “ya que no hay capacidad para brindar atención de alta complejidad debido a la falta de equipos básicos para radiografías, análisis de laboratorio, camas de terapia intensiva y respiradores”.

“Los profesionales médicos y de enfermería entrevistados dijeron que prácticamente no hay jabón ni desinfectante en sus cliínicas y hospitales. Es común que los cortes de agua afecten a los hospitales de Caracas. En algunos, en zonas remotas, los cortes de agua han durado semanas e incluso meses. Los pacientes y el personal de la salud se ven obligados a llevar su propia agua para consumo, para lavarse las manos antes y después de procedimientos médicos, para limpiar insumos quirúrgicos y, a veces, para descargar los inodoros”, dice el reporte.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) desmintió al régimen de Nicolás Maduro y reveló que el 97,7 % de los test de coronavirus que realiza Venezuela son defectuosos.

Un informe de la organización informa que en el país suramericano solo se han realizado 16.577 pruebas PCR para detectar COVID-19; lo que representa el 2,3 % del total de pruebas realizadas.

Ver más...