hmzZ0bkk.jpg
Noticias

La lección de Evo a Maduro y Ortega: “Divide y vencerás”

San José.— Con una paciencia que demostró durante más de 11 meses desde su asilo y refugio en México y Argentina, el expresidente boliviano Evo Morales tejió la reconstrucción de su base partidista para el triunfo electoral de Luis Arce, su heredero, y logró el retorno de la izquierda al poder en Bolivia.

Morales ratificó un viejo principio que influiría en las fragmentadas organizaciones opositoras de Venezuela y Nicaragua: el principal aliado de cualquier fuerza política es un adversario dividido.

“Vamos a devolver la dignidad y la libertad al pueblo”, tuiteó Evo, tras asegurar que “la voluntad del pueblo se ha impuesto” y proclamar un factor crucial para la gobernabilidad a partir de que Arce asuma el próximo mes: “Tendrá la mayoría” en las Cámaras de Senadores y Diputados.

Acusado de fraude en los comicios de hace un año en su afán de reelegirse para un cuarto periodo consecutivo desde 2006, Evo dimitió el 10 de noviembre y el 12 viajó como asilado político a México, donde estuvo hasta que el 12 de diciembre se trasladó como refugiado a Argentina.

Ver más...