EdYYpG3WAAA-XhW (1).jpg
Reflexiones

Colón y los viejos revolucionarios / Rafael Rojas

El auge de movimientos indígenas en las Américas ha hecho de la figura de Cristóbal Colón un símbolo de la crueldad y el despojo de la conquista y colonización. Cada 12 de octubre se confirma ese cambio de percepción que, según cálculos de Ulises Fuente, ha logrado el derribo o retiro de más de 33 estatuas de Colón en territorio americano, especialmente en Estados Unidos.

En la izquierda latinoamericana, esa percepción negativa de Colón es nueva. La tradición republicana y liberal del siglo XIX, vindicada por los revolucionarios del siglo XX, siempre honró a Colón. Simón Bolívar le llamaba a Latinoamérica “el mundo de Colón”, que había “dejado de ser español” cuando logró la independencia. El pensador chileno Francisco Bilbao escribía a la altura de 1848 que “Colón, lleno de sublimes esperanzas, no descubrió sino encontró la tierra de América”.

El cubano José Martí, guía espiritual de todos los revolucionarios de la isla en el siglo XX, fue gran admirador de Colón. Martí dijo que el Almirante “halló la tierra buscando el cielo” y lo imaginó como un rey con capa de armiño, que había logrado una proeza equiparable a las conquistas de Alejandro y los viajes de Marco Polo.

Ver más...