46030528741_bd45742251_k-1160x653.jpg
Reflexiones

Para el socialismo, las personas son barro / Gerardo Garibay

El Holodomor es una de las peores atrocidades del socialismo, que sus defensores olvidan, porque en el fondo creen que las personas son barro para sus utopías

Sí. Así de claro. Para el socialismo, las personas son barro.

Hoy, 24 de noviembre, se conmemora el “Día del Recuerdo de las Víctimas del Holodomor”, la desgarradora hambruna desatada en contra de los ucranianos por órdenes de Stalin principalmente en los años de 1932 y 1933. Aunque la cifra real de muertos nunca se sabrá con certeza, una declaración respaldada en las Naciones Unidas tanto por Ucrania como por la propia Federación Rusa y otra veintena de países, apunta a que “perdieron la vida de 7 a 10 millones de inocentes, fue una tragedia nacional para el pueblo de Ucrania… a resultas de la guerra civil y de la colectivización forzosa”.

El lenguaje diplomático es incapaz de transmitir plenamente el horror de lo que sucedió: la desesperación de millones de personas que escapaban de sus pueblos buscando algún mendrugo de pan en las ciudades, en las que eventualmente el hambre se volvió incluso peor; la desesperanza de los campesinos obligados a entregar el grano que ellos habían cosechado a las bodegas del gobierno comunista, de donde se desvanecía; la desesperación de las madres que veían como sus hijos se consumían en hambre ante sus ojos.

Ver más...