V7SD25WT7RCJTF75ROX7HCDCHU.jpg
Reflexiones

Por qué la persecución del régimen chino contra los uigures es un crimen de lesa humanidad / Infobae

En un artículo publicado esta semana, la revista británica The Economist sostiene que en el gigante asiático existe “traslado forzoso de personas, encarcelamiento de un grupo identificable y desaparición de individuos”

Los uigures son un grupo étnico que vive en las regiones del noroeste de la República Popular China, principalmente en la zona de Xinjiang. También se encuentran en países como Kazajistán, Kirguistán y Uzbekistán. En el gigante asiático son casi 12 millones. En su mayoría, musulmanes sunitas.

El nivel de persecución en su contra es extremo. Pese a algunas denuncias, el régimen chino durante mucho tiempo montó un complejo sistema represivo, con campos de concentración incluidos. En 2018, Beijing pasó de negar la existencia de esos centros clandestinos de reclusión, a llamarlos “centros de educación y formación profesional”.

En diciembre pasado, las autoridades de Xinjiang anunciaron que los campamentos se habían cerrado y que todos los detenidos se habían “graduado”. Naciones Unidas, no obstante, ha dicho que cuenta con informes creíbles que confirman que un millón de musulmanes han sido detenidos -y forzados a trabajar- en esos campos, donde además se les obliga a denunciar su religión y su idioma y se les maltrata físicamente, al punto de que ha habido reportes sobre esterilizaciones forzadas.

Ver más...