M9m3Ip6D.jpg
Reflexiones

¿Proscribir las palabras malditas? / LUIS DE LA BARREDA SOLÓRZANO

La maestra Veruschka Lieutenant-Duval fue suspendida. Volvió a su trabajo, pero como medida preventiva las autoridades escolares abrieron un grupo con otro profesor para quienes decidieran no continuar con Veruschka. Un solo estudiante optó por seguir con ella...

Al impartir por Zoom un curso sobre arte e identidades sexuales, la profesora Veruschka Lieutenant-Duval, de la Universidad de Ottawa, explicó que algunas comunidades se han apropiado de términos que han sido empleados como insultos para darles otro sentido. Puso dos ejemplos: queer, que de ser una palabra injuriosa pasó a designar a las personas que no se identifican con las categorías tradicionales de género y orientación sexual, y nigger, considerado el peor insulto a la población negra por su pasado vinculado a la esclavitud, pero usado actualmente en algunos segmentos de esa comunidad, particularmente en el hip-hop.

En ese momento ningún alumno hizo reproche alguno a la maestra. Pero, horas después, una alumna le escribió expresándole su disgusto porque dijo en clase la palabra nigger. La profesora reaccionó disculpándose con la chica y en un mensaje posterior con todos los demás estudiantes, y propuso un diálogo sobre el tema. No obstante, la alumna presentó una queja en la dirección. La maestra fue suspendida. Volvió a su trabajo, pero como medida preventiva las autoridades escolares abrieron un grupo con otro profesor para quienes decidieran no continuar con Veruschka. Un solo estudiante, de los 30 inscritos originalmente, optó por seguir con ella.

Ver más...